NAZIM HIKMET, EL POETA TURCO


"Soy poeta, silbando voy por la calles y dibujando en las paredes mis poemas en forma de rayos..." 

Estas palabras pertenecen a Nazim Hikmet, poeta y dramaturgo turco, considerado el poeta más importante en lengua turca del siglo XX.

Lamentablemente Nazim fue esclavo de sus palabras y en su país no pudo ser profeta. Luego de una temporada en la URSS e impresionado por la Revolución Bolchevique, ingresó al TKP, Partido Comunista de Turquía, y comenzó su lucha. 

La obra de Hikmet se caracteriza por el compromiso político. Uno de sus poemas, traducido al inglés como "I Come and Stand at Every Door", da la palabra a un niño de siete años fallecido en Hiroshima, y es uno de los más duros alegatos contra la guerra jamás escritos.

Su diario fue clausurado y sus compañeros procesados. El evitó ser detenido huyendo y viviendo en la clandestinidad. Juzgado como rebelde y perseguido se vio obligado a exiliarse en la Unión Soviética.

Pero Nazim amaba a su país y regresó a Turquía en 1928, sin pasaporte. Tras pasar seis meses en prisión, se dedicó a escribir para el diario Akşam poemas, novelas, relatos, artículos, ensayos y teatro, causando gran revuelo en medios intelectuales. 

En 1933 fue detenido y encarcelado nuevamente, acusado de asociación ilegal y de pretender implantar un régimen comunista, aunque en 1935 se benefició de una amnistía general.

En 1938 fue condenado a 28 años y 4 meses de prisión por sedición. Durante su permanencia en prisión escribió su obra más ambiciosa, "Paisajes humanos de mi país", en la que se propuso retratar a su pueblo en diferentes momentos históricos.

Pero la poesía de Nazim había superado fronteras. Gracias a una importante campaña internacional para pedir su liberación, es amnistiado en 1951. Ese mismo año abandona Turquía para siempre. Despojado de su nacionalidad turca, fue condenado al perpetuo exilio.

Lejos de su tierra y de su gente, terminó su vida con ciudadanía de Polonia en Moscú en junio de 1963.

Nazim Hizmet murió extrañando a Turquía. La misma que lo encerró y lo expulsó tantas veces.











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...