EMPIRE STATE, TAN ALTO COMO SE PUEDA


Considerado como una de las siete maravillas del mundo moderno, el Empire State Building fue construido en 1931. ¿Quieres ver cómo se edificó y las condiciones de trabajo y seguridad del momento? Sencillamente impresionante.

Fue el edificio más alto del mundo durante más de cuarenta años, desde su finalización en 1931 hasta 1972, año en que se completó la construcción de la torre norte del World Trade Center. Tras la destrucción del World Trade Center el 11 de septiembre de 2001, el edificio Empire State se convirtió nuevamente en el edificio más alto de la ciudad y el estado de Nueva York.

El edificio Empire State fue diseñado por William F. Lamb, socio de la empresa de arquitectura Shreve, Lamb y Harmon, quienes realizaron los dibujos del edificio en tan sólo dos semanas, utilizando como base anteriores diseños. Los principales constructores fueron los Hermanos Starrett y Eken, y el proyecto fue financiado principalmente por John J. Raskob y Pierre S. du Pont. La excavación del sitio se inició el 22 de enero de 1930, y la construcción del propio edificio comenzó simbólicamente el 17 de marzo (día de San Patricio). En el proyecto participaron 3.400 trabajadores, en su mayoría inmigrantes procedentes de Europa, junto con cientos de trabajadores Mohawk (expertos en hierro), muchos de ellos de la reserva de Kahnawake, cerca de Montreal.

Cuatro meses después ya se erigía una imponente masa de acero. Para que no se perdiera mucho tiempo en la pausa de comida, se colocaron cantinas en los pisos 24, 47 y 64, lo que ahorraba el tiempo necesario para llegar abajo. Los rumores en su construcción hablan de cientos de personas que perdieron la vida, sin embargo los datos oficiales sólo indican a 5 personas fallecidas.

Después de 11 meses la construcción principal de 85 pisos estaba terminada, y en marzo de 1931 se terminó el interior.

La construcción era parte de una intensa competencia en Nueva York por el título del edificio más alto del mundo. Fue inaugurado oficialmente el 1 de mayo de 1931 de forma especial: el presidente estadounidense Herbert Hoover apretó un botón en la Casa Blanca y en ese mismo instante se iluminó por primera vez en Manhattan el Empire State.

Mide 443.20 metros incluyendo la antena de 62 metros cuya base se proyectó como amarre para dirigibles, idea que fue descartada tras dos intentos fallidos de amarre que estuvieron a punto de terminar en tragedia.

Tiene 102 pisos y cinco entradas que nos permiten llegar hasta el hall central, siendo una de las más conocidas la que da a la Quinta Avenida. Ésta llama la atención no sólo por su decoración Art Deco, representativa de la edad moderna sino también por el relieve del enorme edificio superpuesto en el mapa del Estado de Nueva York.

El arquitecto diseñó el edificio inspirandose en la forma de un lápiz y en las palabras del promotor Raskob: “Hágalo tan alto como sea posible sin que se caiga”.

Aquí les dejamos algunas fotografías. Vertiginosos abstenerse.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...